Barajar

Me gusta barajar cartas, hasta que le duelen los dedos y odia esos naipes cada vez que los entrelaza, pero no puede parar porque sus manos necesitan moverse, tocar, manipular. Busco la perfección en cada mezcla de las cartas, como un yonki un chute barato que le saque del agujero sabiendo que no le levantará […]

Read More