Conejos de Rotonda

La isla les sirve de refugio, de baluarte contra la inmediatez de la muerte que les rodea, pero no les da la vida, sólo les da una pausa, un respiro. Antes o después, todos ellos, tienen que abandonarla y jugarse el aliento.

Read More